jueves, 5 de febrero de 2015

Las aventuras de Tom Sawyer

Las alocadas y a la vez simpáticas travesuras de Tom se han convertido en arquetipo y referencia. Twain describe a un niño alegre, seguro de sí mismo y con una audacia sin límites, aunada a un pensamiento veloz e inteligente. El relato es ágil, ameno, lleno de pintorescas descripciones y fácilmente nos transporta a los lejanos tiempos de los buques de vapor, a la dureza del aprendizaje escolar, a las largas y calurosas tardes de verano, pero también a la convivencia cotidiana con la cruel esclavitud de los negros en esa parte del sur de Estados Unidos a mediados del siglo XIX.
No se porque, pero la sinopsis del libro miente; cuando leí este libro era una etapa de mi vida en la que me di a la tarea de entender y apreciar los clásicos de la literatura y que mejor que empezando con libros que de alguna u otra forma sus escenas o situaciones son bastante enmarcadas; en este caso el típico escenario en el que Tom Sawyer convence a sus amigos de pintar la valla que su Tìa Polly le había dejado como castigo, diciéndoles que es divertido y dándoles toda clase de "tesoros" a cambio.
Sin duda el panorama que pinta Twain en Missouri es bastante pintoresco, eso es cierto, algo muy marcado en este libro es que nos presenta como antes se vivía el racismo en ese tiempo, por lo cual a los personajes afroamericanos el autor los pintó de malos y vengativos, entonces es como tener una mirada en ese aspecto de lo histórico del lugar.

Pero, eso sí, la narración se me hizo algo tediosa y de cierta forma me decepcionó porque yo me esperaba otra cosa; Sawyer, es un niño verdaderamente travieso y vivaz, no tiene ni un pelo de tonto pero los atajos que toma para conseguir lo que quiere son lo que hace que la historia tenga todo tipo de escenarios que no esperarías de un niño de su edad.

Un personaje que sin duda me agradó mas que Tom, fue su amigo Huckleberry Finn, que pinta tener problemas en su casa y es de recursos más bajos que Tom. Al final del libro estos dos personajes se embarcan en una aventura en búsqueda de un tesoro, por lo cual terminan en problemas pero que en última instancia logran salir sanos y salvos, la verdad con ese final me quede un tanto sorprendida porque normalmente los clásicos no cuentan en su mayoría con finales felices, pero este si se pasó la raya. En resumen si tienen curiosidad sobre el autor o su redacción léanlo, por mi parte dicen que el libro de Hucleberry Finn esta mucho mejor que el de Tom Sawyer por lo que si se me presenta la oportunidad lo leeré.

3 comentarios:

  1. A este libro le tengo el ojo echado desde hace tiempo... estoy esperando a una edición especial que saldrá en breve, quizás me haga con él.

    Me alegra que te haya gustado :) Un beso

    ResponderEliminar
  2. Un clásico que tengo en pendientes desde hace ya muuuchoo tiempo, a ver si me pongo con el de una buena vez...
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  3. Me parece haber leído algunos fragmentos en el colegio pero no le he dado la oportunidad a la obra completa así que me lo apunto para pronto.
    Saludos :D

    ResponderEliminar

Este blog se alimenta de comentarios. Respondo y regreso comentarios.
Gracias por contribuir y recuerda que este es un espacio de libre expresión.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...