sábado, 4 de marzo de 2017

El abuelo que saltó por la ventana y se largó

“Nadie era capaz de hechizar a su público como el abuelo, sentado allí, en el banco de madera, inclinado ligeramente sobre su bastón y mascando rapè.
-Pero ¿es eso cierto, abuelo?- preguntábamos pasmados sus nietos.
-Quienes sòlo saben contar la verdad no merecen ser escuchados- contestaba el abuelo.
Este libro es para él.”

Momentos antes de que empiece la pomposa celebración de su centésimo cumpleaños, Allan Karlsson decide que nada de eso va con él. Vestido con su mejor traje y unas pantuflas, se encarama a una ventana y se fuga de la residencia de ancianos en la que vive, dejando plantados al alcalde y a la prensa local. Sin saber adónde ir, se encamina a la estación de autobuses, el único sitio donde es posible pasar desapercibido. Allí, mientras espera la llegada del primer autobús, un joven le pide que vigile su maleta, con la mala fortuna de que el autobús llega antes de que el joven regrese y Allan, sin pensarlo dos veces, se sube con la maleta, ignorante de que en el interior de ésta se apilan, ¡santo cielo!, millones de coronas de dudosa procedencia. Pero Allan Karlsson no es un abuelo fácil de amilanar. A lo largo de su centenaria vida ha tenido un montón de experiencias de lo más singulares: desde inverosímiles encuentros con personajes como Franco, Stalin o Churchill, hasta amistades comprometedoras como la esposa de Mao, pasando por actividades de alto riesgo como ser agente de la CIA o ayudar a Oppenheimer a crear la bomba atómica. Sin embargo, esta vez, en su enésima aventura, cuando creía que con su jubilación había llegado la tranquilidad, está a punto de poner todo el país patas arriba.


Toma un abuelo de 100 años, con amor por el alcohol, despreocupado, que ha tenido en su vida una serie de giros inesperados y vuèlvelo a meter en problemas justo el día de su cumpleaños. Tendrás una historia real que supera a la ficción. 

El texto va narrado por capítulos, en cada titulo el autor coloca la fecha y el lugar en la que ha estado Allan en su vida, así que leeremos tanto las aventuras que ha vivido y el problema en el que ahora se encuentra. Gracias a esto, te vas enamorando de este personaje porque tiene una actitud desinteresada hacia lo que le pasa. En resumen y para no dar spoilers, estuvo en la guerra civil española, fue agente secreto, ayudo en la creación de la bomba nuclear, conoció a Stalin y se hizo amigo del hermano gemelo tonto de Einstein.

La narración de Jonas es bastante fluida, y coloca a Allan en situaciones que parecen demasiado reales que llegan a hacerte pensar que fueron ciertas. Sin duda se ha convertido en una de mis personas favoritas, porque siento que todo lo que vivió fue verdad. 

El inicio nos pinta que en su cumpleaños número 100, salta de su ventana (literal), va a la central de camiones y un tipo le pide que cuide su maleta, por no querer perder su camión se la lleva consigo. Siendo inconsciente que lleva en su poder millones de coronas, lo que lo hace el receptáculo de una banda de traficantes, en su aventura se hace amigo de Julius, un anciano que vive solo en una casa abandonada y Benny, un eterno estudiante universitario. Los tres ahora son blanco tanto de la banda como de la policia, el texto nos ira contando sus peripecias y nos hablara de apoco de la vida de estas personas.

En lo personal, el libro me pareció la cosa mas divertida, la sentí como una película dentro de mi cabeza, no hay romance pero si hay mucha comedia.


PS. También tiene una película basada en el libro, aunque a mi parecer le falto contar mas cosas de la vida de Allan y no es tan fiel a este.


2 comentarios:

Este blog se alimenta de comentarios. Respondo y regreso comentarios.
Gracias por contribuir y recuerda que este es un espacio de libre expresión.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...